mateo-6-120

Última vuelta

Pista de atletismo

En las carreras largas de atletismo, la última vuelta, es la más emocionante, los corredores, que se habían preparado muy bien, han desarrollado su táctica y han guardado fuerzas para darlo todo y poder alzarse con el triunfo (si los demás no son mejores). Los últimos metros son los más emocionantes y son los que determinan el éxito o el fracaso de lo que pretenden. Es verdad que el trabajo preparatorio y la primera parte de la competición son claves, pero el alcanzar los objetivos o no se decide en los últimos metros.

Nuestro XIV Sínodo Diocesano se encuentra ya en la última vuelta, y por lo tanto nos jugamos ahora el lograr aquellos propósitos que fueron los que impulsaron la idea de realizar esta acción pastoral. Cuando allá por octubre de 2015 iniciábamos el estudio del primer tema sinodal, nuestra meta era llegar a donde ahora nos encontramos, y por lo tanto hay que estar concentrados al máximo.

Se necesita saber los componentes de los grupos que han trabajado hasta el final (si alguno no lo ha hecho debe hacerlo YA) porque hay que redactar el reglamento de funcionamiento de las asambleas finales, y es muy importante determinar el número de representantes en la mismas.

Los relatores de las ponencias ya están concluyendo su trabajo (incluso alguno de ellos ya lo tiene terminado) con la redacción de las propuestas de acción de cada uno de los temas.

Ya sabemos que el éxito de nuestro trabajo no está en cambiar cosas sólo por el hecho de cambiar, sino que lo hacemos por ser fieles a lo que se nos pide “exhorto a cada iglesia particular a entrar en un proceso decidido de discernimiento, purificación y reforma” (Papa Francisco).

“Caminar juntos con Cristo para: buscar, renovar y fortalecer la fe” ese es nuestro lema, hemos estudiando los temas que nos han ofrecido, y estamos convencidos que para fortalecer la fe necesitamos renovar lo que haya que renovar. Esto es lo que se juega en la última vuelta de nuestra competición, hay que estar preparados para la misma, hemos llegado hasta aquí, pero hay que seguir concentrados para que nada ni nadie, nos pueda arrebatar la victoria.

Mucho ánimo en el final de curso.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone