mateo-6-106

Año nuevo el 3 de diciembre

Corona de Adviento

Al leer el título, más de uno puede haber dicho “a éste se le ha ido la olla”, “nos acaban de encender (o faltará poco para ello) las luces de navidad y nos dice que ya estamos en año nuevo”. Sin más dilaciones vamos a resolver el entuerto.

Las celebraciones cristianas presentan el primer domingo de adviento como el inicio del año nuevo… litúrgico. “Ah, qué susto, creía que había perdido la noción del tiempo”. Y eso del adviento ¿qué es?, es un tiempo que abarca los cuatro domingos anteriores al día de Navidad. O sea, que, durante cuatro semanas, los creyentes cristianos se preparan para el acontecimiento del nacimiento de Dios. ¡La noticia, es verdad, que merece este tiempo y mucho más!

Los calendarios de adviento que desde hace tiempo se repartían y se reparten a los niños de las catequesis, con una obra buena para cada día, ya se pueden recoger también en algunos negocios, con los que nos invitan a hacer una ¿buena? compra cada día.

A lo largo de estos días se hará memoria de una serie de personajes que jugaron un papel fundamental en la historia del nacimiento del niño, ya fuera en Belén o en Nazaret, y es que incluso en el lugar de nacimiento tenemos el primer dilema. De esos personajes, ocupa el primer lugar por orden de importancia, la figura de María, una joven judía, sin cuya participación no hubiera sido posible nada de lo que fue.

Juan el Bautista, primo de Jesús, es también importante, no tanto por sucesos de su infancia, sino porque cuando tenía treinta años, apareció por allí, anunciando que había que preparar el camino a uno que iba a comenzar su predicación, y ese mensaje encaja muy bien en la reflexión de este tiempo para los cristianos de hoy.

José, el carpintero de Nazaret, con su silencio y su saber estar, logró dar la vuelta a aquel dicho “detrás de cada gran hombre hay una gran mujer” por este otro “detrás de cada gran mujer hay un buen hombre”.

Durante estos días se recordarán los pocos datos que tenemos sobre la infancia del Niño. El evangelista Lucas nos da detalles que después nos han servido grandemente: el portal, los pastores, los reyes magos… son elemento que han dado mucho juego en todo lo que dice relación con este tiempo.

¡Feliz tiempo de adviento para todos!