mateo-6-207

Buen descanso (para los que lo tengan)

Muelle

Con la columna de hoy decimos un “hasta luego”, dejamos que pasen los meses de julio y agosto y el primer lunes de septiembre volveremos a las páginas de éste nuestro querido diario, para aportar esa pequeño granito de arena semanal que nos ayude a pensar, aunque solo sea un poco.

Nuestros amigos “Ateín” y “Cristianín”, han estado desaparecidos desde el mes de abril para acá, la verdad es que han vivido acontecimientos interesantes, pero… “Cristianín” tuvo una participación nefasta en el campeonato de ajedrez del colegio, lo justificaba porque no se encontraba bien, otro amigo de siempre, le había defraudado porque no le dijo nada sobre un asunto que afectaba a los dos, esto le produjo un buen disgusto y el día de la competición no estaba para pensar en alfiles, enroques, ni caballos… por otro lado, el equipo de futbol de “Ateín” tampoco había ido muy allá, menos mal, que las notas de final de curso han sido más que aceptables, y ya están pensando en las tan deseadas vacaciones.

Cuando escribo esto, nos están anunciando desde hace unos días que la primera gran ola de calor, está a punto de caer sobre nuestras cabezas. ¿Será que los que hablan del cambio climático, tienen razón?, ¿antes no había olas de calor?, ¿qué dicen nuestros abuelos?, no sé lo que dirán, pero lo cierto es que hay que prepararse: mucha agua, mucho abanico, mucha sombra y mucha crema, por favor esto último ¡no lo olvides!

Cada uno debe tener sus recursos para enfrentarse a estas pequeñas molestias, y aprovechar también este tiempo para seguir creciendo y mejorando.

El llamado “tiempo libre” es otra de las piezas del “rompecabezas” de cada uno, y tiene que ocupar el puesto que le corresponde, todo es cuestión de equilibrio, si ocupa el lugar de otra u ocupa más espacio del que debería, no vamos bien.

Mucho ánimo y mucha buena disposición, apóyate en las personas que quieres y que te quieren, ellas son el mejor tesoro que puedes tener. ¡Se me olvidaba! Si eres una persona religiosa, recuerda que tu fe no toma vacaciones, y por lo tanto sigue viviendo como la misma te exige.

Dije en la columna anterior que el próximo curso tendremos novedades pero mejor las dejamos para cuendo comencemos de nuevo.

Buen descanso para todos y que seáis muy felices.


Volver a arriba