mateo-6-78

¿Dónde están los niños de los refugiados?

Refugiada siria

Fotografía: CGFome MRE (Creative Commons)

No hace mucho publicamos un artículo con el título “600 nuevos extremeños” para dar la bienvenida a los 600 refugiados que iban a venir a Extremadura, de lo mas de 15.000 que llegarían a nuestro país. He escuchado la noticia de que a día de hoy han llegado a España ¡¡18!! Y los que iban a venir a Extremadura ¿dónde están? pues como dijo aquel “No han venido, ni se les espera”.

No sé cual será vuestra opinión, pero creo que es una noticia significativa y muy, muy preocupante. Perece que los países europeos por donde llegan los refugiados, están recibiendo bastante dinero para que puedan retenerlos allí. Es como poner una venda para no ver la herida.

A esto que creo no tiene nombre, se ha añadido un nuevo episodio vergonzoso, miserable y hasta canalla. Hace unos cuantos días aparecía en la prensa nacional y regional: desaparecen de forma sospechosa niños de los refugiados.

“Save the Children” calcula que solo el año pasado llegaron a Europa cerca de 26.000 menores sin acompañamiento, sobre un total aproximado de 270.000 niños refugiados; un 27% del millón de personas que en 2015 atravesaron las fronteras huyendo de la guerra en Siria y otras zonas de conflicto. Sin embargo, UNICEF dice que “se toma en serio el número de niños desaparecidos mencionado, pero no puede verificar las cifras”.

La Oficina Europea de Policía (Europol) estimaba, según sus previsiones más optimistas, que al menos 10.000 niños refugiados, que viajaban solos, han desaparecido nada más llegar a Europa. Algunos de ellos es posible que hayan acabado con familiares sin conocimiento de las autoridades, pero otros, es también muy posible, que se encuentran en manos de organizaciones de tráfico de personas.

La policía segura que “esos niños quedan a merced de una “infraestructura criminal paneuropea”, relativamente nueva y enormemente sofisticada que ha fijado su objetivo en los refugiados. Esta organización criminal habría surgido hace 18 meses y tendría sus epicentros en Alemania y Hungría”.

De nuevo, los niños y los más pobres sufriendo los ataques de los “malos”. El mal no para, no se detiene y a situaciones nuevas añade nuevas formas de delito y de esclavitud.

¿Por qué esos niños que viajaban solos no fueron rápidamente acogidos para salvarlos de lo que se preveía que podía pasar?

Creo que hay una obra de misericordia relacionada con esto. Repásalas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone