mateo-6-14-d

Entre todos

mateo-6-14

Me imagino que conocéis el programa televisivo de la uno, por las tardes de los días entre semana que lleva este nombre, “Entre todos”. En él se atienden casos de personas necesitadas que piden ayuda económica para solucionar algún problema personal. La verdad es que no he visto ninguno completo, pero creo que todos los casos salen con el problema (económico) resuelto.

Hace unos días el programa recibió críticas por parte de un espectador que, en directo, lo acusaba de hacer caridad y fomentar la limosna. Sin duda esta opinión es compartida por más gente. Se soluciona un problema concreto pero no se tienen en cuenta ni se acometen las causas del mismo.

Me interesa destacar la acusación de que el programa fomenta la caridad, ¿qué querría decir ese espectador con esta acusación?, ¿la palabra caridad está tan desprestigiada?, ¿de qué caridad está hablando?, ¿de la caridad cristiana?, supongo que no, pero me quedan dudas. Los grupos parroquiales que trabajan estos temas los llamamos grupos de caridad, ¿estamos hablando de lo mismo?

Me suena esta acusación a otra que solían hacer determinados políticos, que para atacar a la Iglesia Católica, la han acusado siempre de hacer caridad, pero que se olvidaba de la justicia. Es decir, que el gesto caritativo se vive como algo que se hace para tranquilizar las conciencias, pero no para transformar las condiciones sociales que provocan esas desigualdades.

¿Por qué algunos llegan a pensar esto?, ¿tan mal lo hemos hecho?, ¿cuándo hacemos caridad damos esa sensación tan egoísta, de que lo hacemos por nosotros más que por los demás? Son preguntas que se te vienen a la cabeza y que cada uno debe responder.

“Al que te pide la túnica, dale también la capa”, “alque te pide que lo acompañes una milla, acompáñaledos”. No hay caridad (cristiana por lo menos) sin relación emocional con el que tenemos delante, no damos de lo que nos sobra, sino de lo que tenemos. Solucionamos los casos concretos que se nos presentan, pero lo que realmente nos preocupa son las condiciones que hacen que esos casos existan y trabajamos para que no se repitan.

Cáritas y las demás organizaciones de caridad de la Iglesia tiene claro su modo de trabajar, ¡fuera! el paternalismo y la discriminación, donde haya injusticia y haya una persona que sufre o que tenga necesidad allí están ofreciendo lo que tienen y lo que son.


Volver a arriba