mateo-6-40-d

Estonia

mateo-6-40

Mons. Philippe Jourdan
Fotografía: Opus Dei (Information Office) (Creative Commons)

Augusto Comte (1798-1957) filósofo francés creador de la corriente filosófica conocida como positivismo de una influencia fundamental en la cultura contemporánea, afirmaba que la humanidad ha pasado por tres estados: el teológico (la religión), el metafísico (la filosofía) y el positivo (la ciencia), con el añadido de que cada uno elimina al anterior, por lo que una vez llegado el estado positivo los otros dos ya no tienen razón de ser, son inútiles, a estas alturas no debería haber rastro de los mismos.

Friedrich Nietzshe (1844-1900) filósofo alemán. Su pensamiento filosófico es considerado como uno de las más influyentes en los trabajos posteriores de pensadores de todo tipo. Su teoría de “la muerte de Dios” caló rápidamente en determinados ambientes y afectó a la línea de flotación del planteamiento religioso. El “superhombre” por él propuesto, no necesita de nadie, se vale por sí mismo, y se encargará de quitar de en medio a todas las divinidades que le impiden ser él.

Sigmund Freud (1856-1939) psicólogo europeo nacido en el desaparecido Imperio Austro Húngaro, fundador del Psicoanálisis, consideraba que todas las personas religiosas son enfermos mentales (neuróticos), porque son incapaces de enfrentarse a las situaciones conflictivas de la vida y recurren a dioses que se las resuelvan. Consecuencia, cuando se curen dejaran de ser religiosos.

Estos tres personajes (y algunos más), con sus teorías respectivas, son considerados por muchos como los grandes enemigos de la religión, sus obras estuvieron (no sé si están) en el Índice de Libros Prohibidos de la Iglesia, sin embargo, otros consideran que han contribuido a purificar la vivencia religiosa, librándola de desviaciones peligrosas, y estimulado el estudio y el razonamiento de lo que significa ser creyente.

¿A qué viene el título de la columna?, porque esta República Báltica siempre aparece en las primeras posiciones de la lista de países menos religiosos del mundo. Con una población de 1.300.000 de habitantes, solo un tercio (400.000) se declaran religiosos y de ellos 6000 son católicos.

Philippe Jourdan, es el segundo obispo de Estonia en ¡cinco siglos! y actualmente la Conferencia Episcopal solo es él, porque no hay ninguno más. Tiene 4 sacerdotes autóctonos, pero desde siempre solo han tenido 15. Reconoce que están viviendo el mejor momento de su historia. No hay ningún católico que no sea un converso procedente de otra religión. Dice que buscan ser una familia y que se siente como un verdadero padre.

¿Qué te parece esta realidad?

¡Feliz Cuaresma!