mateo-6-72

Los Reyes Magos no van a los barrios pobres

Adoración de los Reyes Magos

Fotografía: ADTeasdale (Creative Commons)

Hace unos días la alcaldesa de la ciudad más importante de España, declaraba en una entrevista que en sus años jóvenes estudió en un colegio de monjas francesas, y describía como su labor pastoral la desarrolló impartiendo catequesis en las chabolas de los barrios más deprimidos, comentaba lo importante que fue para su vida la experiencia con aquellas monjas y como en aquel tiempo escuchó el comentario de que los Reyes Magos no iban a los barrios pobres para no ensuciar sus lujosas galas.

Esto me hizo pensar en la proximidad de la fiesta de llegada de los Reyes a Belén con sus camellos llenos de regalos, y el significado que la misma tiene en la actualidad. Es una fiesta típicamente navideña porque apunta directamente al corazón de los reyes de la casa, los más pequeños. Tenemos la oportunidad de recordar nuestra vivencia de la misma, la ilusión de la espera, dejar preparados los zapatos, los alimentos para los camellos, el escoger nuestro rey preferido, el sueño que podía con nosotros y a la mañana siguiente nos encontrábamos en el salón o debajo de la chimenea cantidad de sorpresas.

Podemos comprobarlo también mirando las reacciones de los peques cuando asisten a las cabalgatas o se encuentran cara a cara con algunos de los de oriente, el desconcierto y la magia del momento hacen todo lo demás. Podemos recordar como en la biografía de cada uno todas estas vivencias han ido desapareciendo, unos más pronto y otros más tardes.

Más o menos todos recogíamos nuestros regalos. Pero ¿los reyes magos van o no van a los barrios pobres?… los grupos de Caritas de la ciudad ha hecho una recogida de juguetes nuevos y los distribuirán a los niños más necesitados, Cruz Roja hará lo mismo y muchas familias podrán poner en el salón los regalos para su hijos, el grupo de pastoral penitenciaría se preocupa de que a las familias que acompañan no les falten los juguetes que sus hijos pidieron…

Y de nuevo se viene a nuestra mente una reflexión recurrente, ¿por qué lo hemos hecho tan mal para que al lado nuestro existan personas tan necesitadas? El tema es muy preocupante y muy dado a hacer demagogia miserable, pero cuando no te mueve ningún beneficio sospechoso, el reconocer esta realidad es dar los primeros pasos para solucionarla.

¡FELIZ AÑO A TODOS!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone