mateo-6-242

Nueva normalidad

Chica esperando para cruzar una calle

Además de todos los disgustos y todos los sufrimientos que ha traído consigo esta desgracia, también nos ha regalado nuevas palabras y nuevos conceptos; esto de la nueva normalidad ¿qué es?, me imagino que se refiere a la normalidad que teníamos antes de la segunda quincena de marzo, pero como tendremos que asumir algunas pautas de comportamiento que antes no eran normales, por eso lo de nueva. Creo que debe ir por ahí.

Porque lo que hemos vivido no ha sido un sueño, aunque a más de uno nos hubiera gustado. Ha sido una realidad, y una realidad muy, muy trágica. Y como realidad, nos ha dejado una serie de enseñanzas de las cuales hay que aprender, sobre todo, para que no nos vuelva a pasar. Si los rebrotes se confirman, los estaremos esperando mejor pertrechados. Todos tenemos que aprender, y digo bien TODOS. Aunque nos cueste, me parece que esto lo vamos a conseguir

Más difícil, va a ser el asumir las consecuencias de los errores que se cometieron para llegar donde llegamos, esto son palabras mayores, porque lleva consigo una serie de consecuencias en las que se mezclan muchas cuestiones. ¿Cuántos estarán dispuestos a dimitir porque no hicieron los que debían en su momento?… en la lucha contra la pandemia ya se ha reconocido que ha habido equivocaciones, pero siempre en un tono menor, un dirigente actual dijo alguna vez que “en política no se pide perdón, sino que se dimite”, puede que tenga razón, pero hay que hacerlo.

Parece que el día 21 ya habrá libertad de movimientos, y que terminará el estado de alarma, no obstante, nos quedarán cosas por asumir: las mascarillas, la distancia social y la higiene personal, son realidades que nos acompañaran bastante más tiempo, por lo menos hasta que tengamos un tratamiento, o una vacuna para el virus.

Como dijimos la semana pasada, se iban a producir nombramientos en las diócesis que no tienen obispo, efectivamente ha sido así, pero había bastantes en cola, por eso no sabemos cuándo nos tocará.

El corpus se celebró sin el lucimiento de otros años, pero se celebró. El título de la columna afectará también a muchas de nuestras futuras celebraciones. La Diócesis también prepara un funeral por todas víctimas, será a finales de este mes, y como no puede ser de otra manera, en él se respetaran las medias de seguridad que se llevan a cabo en todo lo que se organiza.


Volver a arriba