mateo-6-12-d

Romerías

mateo-6-12

Fotografía: Jaime Pérez (Creative Commons)

Me pregunto, aunque sé la respuesta, si habrá en nuestra diócesis algún sitio donde en estos días no se haya celebrado alguna romería en honor de la madre de Jesús. Todas estas celebraciones tienen en común que hay que salir y pasar un día de campo en alguna ermita que se encuentra a algunos kilómetros del pueblo o la ciudad.

Alguna vez oí que la razón de las mismas está en la necesidad de felicitar a María por la buena noticia de la resurrección. El acontecimiento, sin duda, lo merece, pero no sé si esto será verdad.

El asunto de esta semana nos coloca delante de lo que conocemos como religiosidad popular. Cuestión difícil y que ha dado más de un quebradero de cabeza a algunos.

¿Por qué los temas relacionados con María tienen tanto que ver con la fe del pueblo sencillo?, la declaración de los dogmas marianos se asienta en la creencia de los fieles más que en la reflexión teológica o en la fundamentación bíblica; fue la exigencia de aquellos la que movió a la Iglesia a promover estas definiciones. Esto que nos puede parecer hasta bien no cabe duda de que tiene su problemática y, por lo tanto, hay que ser prudente y saber discernir lo que está bien y lo que no lo es tanto.

Estoy convencido de que algunas cosas muy presentes en las devociones marianas no están en consonancia con la María que los evangelistas y los documentos que la Iglesia nos presentan. Y esto es muy grave en estos tiempos, donde hemos dicho que la coherencia es fundamental siempre, pero sobre todo para llegar a los alejados.

Lo cierto es que la devoción a María solo tiene su razón de ser si la misma nos conduce de una u otra forma a Jesús. Todo lo que se salga de esta realidad hay que ponerlo entre interrogantes. Habrá que analizar estas manifestaciones, valorar lo que tengan de auténtico, pero también saber denunciar aquello que demuestre a las claras que se desvía de su sentido original.

Quizá para aclararnos deberíamos hacer una encuesta a nuestra gente en la que preguntaríamos lo siguiente, de estas celebraciones religiosas: La romería de la Virgen del pueblo; la fiesta del patrón; las procesiones de Semana Santa; la Vigilia Pascual; la eucaristía dominical ¿a cuales asistes siempre?

¿Te imaginas la respuesta? Pues en la misma está la clave para entender la cuestión.


Volver a arriba