mateo-6-136

Segundo tema sinodal

El buen samaritano

El compromiso social y caritativo de la Iglesia en la sociedad de hoy, es el segundo tema de nuestro XIV Sínodo Diocesano. Posiblemente nos sea difícil encontrar, una dimensión de la actividad de la Iglesia en la que todos estemos de acuerdo en que de una u otra manera tiene inevitablemente que estar presente.

La caridad es el santo y seña de los que asumimos la buena noticia de Jesús como guía de nuestra vida, ¿qué digo yo?, no es que sea el santo y seña sino que se identifica con la buena noticia del nazareno. Lo hemos leído y escuchado hace muy poco en la eucaristía dominical.

Por eso es fundamental repasar de vez en cuando como llevamos a la práctica esta dimensión capital en la actividad diaria de nuestras comunidades. Las propuestas que aparecen en la redacción del equipo relator demuestran muy a las claras por donde deben ir las cosas, ahora es necesario seguir tomando conciencia de esta evidencia, y conseguir que día a día lo vayamos haciendo mejor. Porque estoy seguro que algo hacemos, porque si no perderíamos nuestra identidad.

Por esto se entiende que la primera propuesta sea que “la diócesis ha de promover como prioridad la dimensión social y caritativa y la opción preferencial por los pobres, en TODA la Iglesia diocesana”. NO PUEDE SER DE OTRA MANERA.

Si de esto, estamos convencidos, ¿Qué es lo que nos falta entonces? Primero convencernos que esta es la prioridad, hay cosas que son primeras y otras que son segundas, y lo primero debe estar antes que lo segundo. Y después, lo que hacemos en este campo hay que hacerlo de una forma organizada, muchas veces hacemos cosas con nuestra buena voluntad pero siendo buenas no son eficaces, porque son acciones aisladas y de muy poco recorrido. Es necesario coordinarse. Hay muchas propuestas en la ponencia que van en este sentido.

La Delegación de Pastoral Social es la responsable de intentar organizar todo este trabajo. Comenzado con la labor de Cáritas Diocesana, con su experiencia y su profesionalidad y la aportación de los demás grupos que tienen como carisma este compromiso, se pueden hacer mejor las cosas.

Cuando leáis esta columna ya habremos tenido la asamblea del primer tema, seguro que todo ha salido perfecto. Venga, mucha ilusión, para este trabajo final que nos queda, poniendo cada uno lo mejor que tiene.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone