mateo-6-247

Tema monográfico

Eljas

Chapi (Wikimedia Commons)

Cuando cada semana comienzo a pensar sobre el tema de esta columna semanal, cuando me pongo delante de la pantalla de ordenador y comienzo a teclear, a pesar de los intentos que hago para descubrir el tema sobre el que es escribir, me es imposible descubrir alguno que no esté relacionado con el de la pandemia, ¡no hay manera!, todo gira alrededor de esta desgracia con la que nos ha tocado caminar. Con toda la ilusión y con todas las ganas, pero…

Eljas, pueblo de la cacereña Sierra de Gata, ha sido el más atacado los últimos días, de novecientos habitantes, mas de cien están contagiados. ¿Qué es lo que se ha hecho mal?, pues habrá que saberlo, y decirlo sin reservas, simplemente para que el pueblo de al lado no repita lo mismo. Y me diréis, si ya se sabe, simplemente que no se tienen en cuenta las medias de precaución necesarias, evitar celebraciones masivas, asumir que estamos en una situación excepcional y hay que evitar todo aquello que haga que no la podamos controlar.

A la hora de esta toma de decisiones he encontrado gente muy concienciada, familias de niños con edad de hacer su primera comunión, que desde el comienzo te han dicho: o la dejo para cuando todo esto se vaya clarificando, o la haremos exclusivamente con los que estamos en casa, y el niño o la niña lo han entendido perfectamente. No digo que sea fácil, pero esa es la actitud. No sabemos quién esta contagiado, por lo tanto, tengo que dejar de lado todo lo que pueda producir la transmisión descontrolada.

Toda llamada a la precaución es buena, aunque algunos te tachen de miedoso e incuso nieguen la realidad. Para los creyentes el don de la vida, es el regalo más valioso de Dios, hacer algo que vaya en contra de la defensa de la misma, es algo que ese Dios no aprueba.

Hace un año por estas fechas, se comenzaba a dar como cierto que pronto habría traslado de entonces obispo, a esta fecha estamos a la espera, y se dice, se escucha, se comenta que para noviembre o diciembre quizá ya tengamos al nuevo. Veremos. La Diócesis ahí va, no voy a decir nada, porque alguno, siempre lo va a interpretar mal, así que ahí estamos, llevando esta situación como a cada uno en su sitio le parece lo mejor y lo más acertado.