2023-san-blas-14

¡Vienen las romerías!

Actuación folclórica

Esto es un sin vivir, el ayuntamiento no ha quitado todavía las luces de Navidad que se han tirado puestas más de un mes para una fiesta que dura ocho días, y ya se nos echan encima dos de las más tradicionales romerías cacereñas.

Espero que ayer disfrutarais en el Paseo Alto, de dos santos que difícilmente pudieron conocerse, pero que los dos fueron mártires entre los siglos III y IV. Las roscas, la patatera y el vino de pitarra ayudaron a que la devoción a estos personajes no decaiga.

Pero no cabe duda, porque no hay color, que la verdaderamente importante es la romería en honor de San Blas y ya estamos preparados para una nueva edición de la misma. Los días 3, sábado, con la romería popular, y el 4 domingo con la celebración religiosa de la fiesta del santo, estamos todos convocados a las afueras de la ciudad y a la vera del Rio Verde, como lo han estado todos los de aquí desde el siglo XVI. Con algunos cambios, pero no lo dudéis, es la misma que la de hace quinientos años.

No hay que dejar que nada ni nadie nos quiten cosas que nos unen y fortalecen nuestra identidad. Nos adaptaremos a lo que haya que adaptarse, pero nada de perder nuestras raíces y defender lo que es nuestro.

La tarde del dos de febrero la cofradía y la ermita de San Blas “El mozo” cobraban protagonismo en la ciudad, los días anteriores habían adecentado el lugar (que no sería fácil), habían preparado las roscas de anís, y las ristras de cordones para la garganta estaban dispuestas, todo estaba preparado para que los cacereños pasaran una tarde de asueto y distracción a la sombra del santo milagrero.

Este año, anda el personal preocupado, sobre todo los negocios de la zona, porque faltan unos quince días y las obras de la avenida del nombre del santo anda en obras, y desconfían que no estén terminadas para la ocasión. Ya veremos.

Desde estas líneas queremos animar a todos a que no dejéis pasar la ocasión, remover los baúles y sacad los vestidos regionales de pequeños y mayores y lucizlos en la fiesta. “El Redoble” y demás se encargarán de demostrarnos lo bonitos que son los sones de la música y los bailes tradicionales, cómo nos unen y cómo nos emocionan.

¡Viva la Romería de San Blas!